¿Cómo ser un buen profesional en la contaduría?

Consejos para Contadores 

La contabilidad es el registro y la presentación de informes de las transacciones y datos financieros de una empresa. Le da al equipo directivo información sobre los resultados financieros y la posición de la empresa.

Ahora bien, esto puede parecer bastante simple, pero donde las cosas se ponen realmente interesantes es la forma en que el estudio de la contabilidad puede abrir la puerta a una diversidad de funciones en el comercio, los servicios financieros y profesionales, el sector público y las organizaciones no gubernamentales.

La contabilidad como profesión está evolucionando rápidamente. La anticuada noción de un contable de back office, se está desvaneciendo ya que las organizaciones buscan una ventaja competitiva y una mayor perspicacia estratégica a partir de grandes cantidades de datos financieros entregados rápidamente por las nuevas tecnologías.

Esto no significa que el papel del contador ya no exista sino que, ha sido reemplazado completamente por las soluciones informáticas. Sin embargo, los avances en el software de contabilidad significan que los nuevos contables tendrán que ser expertos en tecnología. 

Las empresas quieren cada vez más contadores que puedan interpretar, analizar y comunicar las tendencias de los datos a la dirección o a los clientes, y no sólo informar de los números. 

También quieren personas que entiendan las capacidades de las nuevas tecnologías y sean capaces de integrarlas en las operaciones de una organización, para agilizar los procesos, encontrar mejoras y ahorros.

No obstante, las direcciones fundamentales que pueden tomar los contadores permanecen en gran medida inalteradas, y los profesionales de la contabilidad pueden trabajar en los campos que prefieran.

Algunos otros consejos para los Contadores

La profesión de contador al igual que el resto de las profesiones es una profesión cambiante por lo que se aconseja lo siguiente:

Tener curiosidad. No  conformarse

Significa aprender todo lo que se pueda cada día. No es sólo la mejor manera de sobresalir, es la mejor manera de mantenerse interesado e interesante, para los clientes, el jefe, el futuro empleador, cualquiera que sea el caso. 

Porque, no se deja de aprender no importa el tiempo que se haya hecho un trabajo o que se haya estado en la carrera, debido a que el mundo está cambiando alrededor todos los días y siempre hay algo nuevo que aprender para mantenerse comprometido a ser el mejor.

Aprender  a pensar como un empresario

Se debe aprender a actuar como tal. Es decir, cada contador está en el negocio por sí mismo, responsable de sus propias habilidades, crecimiento, integridad, reputación, marca y servicio a los clientes y al público. La habilidad más importante que se puede aprender más allá de lo básico para la licencia, es la forma de conseguir nuevos clientes,  sorprenderlos y deleitarlos, pero además mantener los que ya se han conseguido. 

¿Cómo ser un buen profesional en la contaduría?

Manejar la propia carrera

Evitar asumir que otros tienen el mismo profesionalismo y saber que no se puede llegar a todas partes por cuenta propia. Los mentores y los líderes son buscados para que guíen no para que ejecuten las aspiraciones profesionales.

Por lo tanto, saber lo que se quiere es una ventaja. Encontrar una carrera y una función de trabajo que se ajuste a la personalidad es esencial. Por ello, se debe intentar sobresalir en un puesto que además de que guste se tenga en cuenta los conocimientos técnicos. Hay que ser consciente de que lo diferente puede convertirse en algo grande.

Cuestionar las ortodoxias de la profesión

Se debe cuestionar regularmente las ortodoxias de la profesión y comprender las limitaciones de la contabilidad. Teniendo  en cuenta el capital intelectual, que es la principal fuente de riqueza de la economía. Recordar que el coeficiente intelectual, es el capital humano estructural. 

También consiste en el capital social, las relaciones que pueden  tener un profundo impacto en el resto de la vida. El profesional es con quien se asocia. Por ello, se debe evitar contaminar el capital social con gente que tiene una mentalidad de suma cero y que cree que sólo puede ganar si alguien más pierde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *