La mujer en el desafío laboral

En la actualidad existen muchos cambios que le han dado a la mujer más ventajas tanto en la sociedad como en el campo laboral, sin embargo existen aún muchas brechas existentes, la cuales se deben estudiar de cerca en el ambiente laboral.

Incluso en el 2020 existe el tema de la desigualdad de género y los prejuicios del hecho de ver a una mujer en escalada hacia un puesto de lata jerarquía.

Algunos de los desafíos más generales, a los cuales se enfrenta la mujer en su vida y trabajo son los siguientes.

La brecha salarial de las mujeres

Se entiende que la mujer suele percibir un sueldo disminuido en un 22%, desempeñando los mismos puestos de trabajo que el hombre, esto sucede en varios países del mundo.

Esto supone un problema y se debe estudiar el por qué existe, además de cómo erradicarlo, igualando las condiciones de trabajo para todo el personal por igual.

La posibilidad de ascensos

Está comprobado que existe una mayor densidad de mujeres en puestos bajos que en puestos altos, no porque carezcan de experiencia, talento o buenas referencias, sino por ser mujer.

En muchos de los casos, la mujer debe lidiar con la competencia de su mismo género, los prejuicios sexuales y la vida privada para poder desempeñarse y ascender, actualmente las políticas o cultura en las empresas le dan al hombre más facilidad para ascender en sus trabajos.

Existe un fenómeno del cual hablan las mujeres, llamado el techo de cristal y el suelo pegajoso, se trata de la dificultad para ascender de la mujer al mencionar que existe un techo de cristal que impide que la mujer ascienda a puesto directivos.

Por otra parte el suelo pegajoso se trata, de las condiciones precarias de trabajo, las cuales muchas veces crean las situaciones para que la mujer quede atrapada en su puesto de trabajo sin posibilidad de ascenso.

Por otra parte, la mujer tiende a adquirir en la mayoría de los casos contratos a tiempo parcial a diferencia de los hombres, debido a los problemas del hogar, la posibilidad de embarazo y demás factores que toma en cuenta la empresa.

 Por esta razón, las empresas utilizan este tipo de contrato en su mayoría con la mujer para cubrirse las espaldas.

mujeres

Las tareas del hogar

En la actualidad se sabe que, la mujer sigue desempeñando muchas más tareas domésticas que el hombre, muchas veces representando un desafío el organizarse y poder rendir laboralmente.

Esto puede repercutir directamente en el mundo laboral, ya que el cansancio y la dispersión se notan fácilmente en el rendimiento.

El embarazo

Esta es una etapa de toda mujer que, por lo general es común en el trabajo, la mujer no va a renunciar a su trabajo por el hecho de tener hijos.

Sin embargo, el hecho de estar embarazada supone un alto riesgo en algunas empresas, las cuales pueden ver esta etapa como un impedimento.

Las empresas suelen ver el embarazo de la mujer como un obstáculo que implica pérdidas en el rendimiento, desarrollo y crecimiento profesional de la mujer, por lo que en general la mujer puede perder su trabajo.

Es por esto que los hombres suelen tener más ventaja a la hora de adquirir un contrato indefinido, ya que el embarazo para la mujer puede suponer un gran obstáculo para su crecimiento profesional.

Acoso sexual o mobbing

Este es un hecho que no muchos lo mencionan, culturalmente la mujer suele ser atacada en el ambiente laboral, bien sea por la diferencia de género o por sus atributos sexuales, incluso hoy día, la mujer es descalificada o subestimada, siendo presionada de forma injusta en el ambiente laboral.

Esta situación por lo general suele poner en una posición vergonzosa y desventajosa a la mujer, hecho por el cual muchas aguantan este acoso en silencio por miedo a perder su trabajo.

Hoy en día el acoso sexual o laboral está penado en varios países, dependiendo de la gravedad de la situación, el responsable puede acarrear problemas legales versados en el acoso sexual o el maltrato laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *